Todas las noticias sobre el mundo del cine. Estrenos, trailers, carteles, criticas y noticias relacionadas con el cine.

“Oz: Un Mundo de Fantasía” a medio camino

Critica Oz un mundo de fantasia

“Oz: Un Mundo de Fantasía” se queda a medio camino de algo grande y recordable

Finalmente el 8 de marzo de 2013 llegó a los cines de todo el mundo la esperada precuela de “El mago de OZ” de 1939 y dirigida por Victor Fleming. Y aunque durante el transcurso del metraje la película nos demuestra que tiene grandes posibilidades para convertirse en algo grande, finalmente se queda a medio camino de ser recordada durante mucho tiempo. Pero analicemos mejor la película y demos una visión mas especifica de lo que sucede.

La apertura de la película es genial. El director nos propone el formato de proporción 4:3 e imágenes en blanco y negro. Pero antes de ver a cualquier actor real, existen unos créditos iniciales a los que no nos tiene acostumbrados Disney. Y estos cumplen y rinden homenaje a los de la película “El mago de Oz”, e incluso nos deja entrever parte de los argumentos mediante sombras (Sombra de la bruja del oeste), sin duda un detalle como otros muchos que creo que ayudan a la película a engrandecerse.

Oz-un-mundo-de-fantasia

En primer lugar la acción nos sitúa en la feria de Kansas, y nos centra en la vida que lleva el mago de Oz. Éste no lleva una vida exactamente ejemplar. Pero para decirnos esto no cae en los típicos tópicos del cine actual y lo hace de una manera amena y para toda la familia. Sin duda un gran acierto por parte del guión y del director. Sin duda, y como no podría ser de otra forma, el principal personaje de los primeros 15 minutos es James Franco, aunque su protagonismo se ve eclipsado por la entrada en escena de Michelle Williams los cuales tienen una conversación trascendente y que le da a la cinta cierto aire de guión trabajado. Pero antes de que muchas personas que no aprecien los buenos diálogos se empiecen a aburrir, irrumpe la acción trepidante que llevará al mago hasta las tierras de OZ.

En esta acción se observan unos de los mejores efectos que nos ha brindado el 3D desde su vuelta al mercado con Avatar, y eso que los elementos que vemos flotar siguen en blanco y negro. Tras unas carambolas del vehículo aerostático  de nuestro protagonista llegamos al mundo de OZ. Y aquí aprovecha el director para abrir el formato de imagen pasando del aspecto 4:3 al totalmente panorámico  Pero además añade color a la imagen, pero de una manera sublime, porque utiliza unos colores vivos y fuertes que nos recuerdan a la cinta de 1939.

Bruja de oz movimientogif

Sin duda nos propone un mundo fantástico realista y bien conseguido, aunque durante esta introducción los efectos pueden llegar a ser excesivos y llegar a cansar. Incluso dando la sensación de haber visto algo parecido anteriormente en otras películas. Pero sin duda alguna, los 65 millones invertidos en efectos digitales dan su aspecto más artístico en esta corta pero intensa introducción a Oz.

Antes de darnos cuenta aparece un Mila Kunis impresionante que nos deslumbra con un aspecto sublime y cuidado, quizás demasiada perfecta para estar entre la fauna salvaje de Oz. Pero antes de llegarnos a aburrir con la inocencia que demuestra Kunis hacia el mago de Oz, de nuevo la acción invade la película. y en este momento se aprecia en la película un pequeño detalle insignificante, pero que para un película de estas características no debería producirse, y es que el color de labios de Mila Kunis cambia tres veces durante los sucesivos planos.Es un detalle insignificante pero que me ha gustado mencionarlo.

Cambiando de tercio, James Franco hace una muy buena interpretación, y lo demuestra con las continuas charlas que tiene con los personajes generado por ordenador, lo que le otorga una mayor dificultad de interpretación. Otros actores como Rachel Weisz hacen una interpretación simple, y sobre todo corta, impidiéndonos ver un desarrollo de su personaje y alguno de esos matices de evolución que tanto valoramos en el cine actual.

El argumento aún creando e hilando las historias que se entremezclan entre las dos películas queda algo muy decente. Pero sobrecargado de buenas palabras que llegan incluso a ser empalagosas, como por ejemplo  la frase para dirigirse al pueblo: “Bondadosa gente de Oz“. Pero es que el argumento también rinde homenaje a la cinta de 1939, donde solo se distinguía entre el bien y el mal, sin matices por lo que hacer un guión ciñéndose a esto es sumamente difícil. Pero como se demuestra con la película no es necesario, pues le otorga un cierto aire familiar que nos ayuda poder visionarla con los más pequeños de la casa y disfrutar de un buen entretenimiento visual.

Sin duda es una de las películas que me han sorprendido su visionado, y de las que me llevo un buen recuerdo, pero quizás no suficientemente bueno para recordarla con el paso del tiempo: Y es que quizás haya un metraje excesivo, que puede llegar a aburrir y dejar de prestar atención. Y sobre las interpretaciones aún siendo buenas, los personajes que nos exponen no dan mucho de si y no nos hacen empatizar con ninguno de ellos.